Para rehabilitar un edificio lo primero es renovar o cambiar las estructuras del edificio, es decir, todas aquellas relacionadas con la fontanería y similares que puedan representar un peligro o que estéticamente no sean aptas. 

Otro aspecto a tener en cuenta es la rehabilitación de la fachada, que es lo primero que se ve, y que se realizará en función de las necesidades de la comunidad de vecinos.

Nuestros trabajos

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted